viernes, 23 de mayo de 2008

Una nueva vía al servicio de los autocaravanistas.

Cuando viajamos por el extranjero es frecuente encontrar áreas de acogida donde el despliegue de elementos de confort al aire libre tales como toldos, mesas, sillas, tendedero, etc. está permitido o consentido.

Generalmente son áreas de pago, algunas de iniciativa privada y a veces dotadas de servicios auxiliares como electricidad o servicios comunes.

Desconozco cual es la normativa que respalda la apertura legal de este tipo de áreas pero alguna debe haber ya que tanto en Francia, como en Italia y Alemania son muy frecuentes.

En Alemania por ejemplo están las Top Platz www.top-platz.de que engloba medio centenar de éstas áreas bajo la misma marca de calidad.

También es frecuente, aunque en número escaso, encontrar caravanas entre los vehículos alojados.

Se podría considerar que estas áreas están más cerca de un camping que de un área tal como las conocemos en España.

Sin embargo la diferencia básica entre este tipo de áreas y de un camping es notable. En primer lugar el tiempo de estancia que está limitado entre dos y cuatro días y en segundo lugar los servicios y elementos comunes. Solo un par o cuatro sanitarios, un par de duchas y, eventualmente, un lugar para el lavado de vajilla, lavado y secado de ropa.

Además tanto la recepción, el cierre como la vigilancia disponen de menos recursos que los de un camping. Este tipo de área-camping está sustentada en la autonomía de una autocaravana y permite ofrecer unos precios que están acordes con los servicios que presta.

No existe un nombre específico para este tipo de áreas y esta circunstancia da lugar a malos entendidos al confundirlas con las áreas basadas en el estacionamiento.

Las áreas de acogida que se han habilitado en España están constituidas por un área de servicios, -gestión ecológica de residuos y llenado de depósito de agua- y por un estacionamiento reservado a autocaravanas cuya base legal es el estacionamiento habitado, por lo tanto con la prohibición de desplegar elementos o incurrir en una infracción de los Reglamentos de Acampada.

Las áreas descritas en las que se permite desplegar elementos no tienen cobertura legal en estos momentos. Existen dos o tres espacios de este tipo en España perdidos en una laguna legal.

España es un país atractivo para el turismo internacional que, naturalmente, también atrae un numeroso grupo de autocaravanistas, unas doscientas mil unidades al año a pesar de la falta de infraestructura.

Una red de áreas acondicionadas por parcelas en las que se permita desplegar elementos de confort al aire libre abierta a la iniciativa privada sin que su existencia altere las condiciones para la creación de las áreas, digamos “clásicas”, es decir, basadas en las leyes de tráfico, incrementaría la oferta de espacios para autocaravanas cuya demanda crece día a día.

Para ello es necesario incluir en los Reglamentos de Turismo de las Comunidades Autónomas los textos legales que definan su estructura y que den cobertura a la creación de estos espacios reservados a los vehículos vivienda cuyo principal requisito es la brevedad de la estancia.

2 comentarios:

Indalecio dijo...

Hola Arsenio, desde hace tiempo sigo tus opiniones desde diferentes sitios, ondacaravaning, viajar en autocaravana y tu blog, me parecen muy interesantes y siempre aportan conocimiento muy valioso al mundo del autocaravaning. Te considero una de las personas más serias y expertas en el mundo del autocaravaning y ejemplo a seguir.

Tengo autocaravana desde el año 2000 y la verdad es que soy un enamorado de este mundo. Tengo página web desde hace unos años, pero hace un tiempo que empecé a ver los blogs y me parecen un método más adecuado para publicar artículos, mi blog es: http://viajesyautocaravaning.blogspot.com/ , te invito a visitarlo.

Un saludo y sigue publicando para disfrute y sapiencia de los demás.

Asgard dijo...

Pues tienes razón. Pero ya se sabe
¡España es diferente! hasta para eso.
No llego a comprender muy bien, cual es el motivo que lleva a que yo no pueda sacar una silla a la calle para leer un libro, mientras que si estaciono con el coche y hago lo mismo, en medio de un parque, nadie dice nada.
Pero en fin, así están las cosas.
Asi que, otro año que cruzo la frontera para pasar mis vacaciones.
Que no entiendo nada, y leyendo algunos foros, aun entiendo menos.
Un saludo.